El delantero argentino del Anderlecht Matías Suárez no irá finalmente al CSKA de Moscú, club con el que estaba en negociaciones para su traspaso por 11 millones de euros, por un problema de rodilla, informan los medios belgas.

"Hemos estado en contacto con los responsables del CSKA de Moscú: el traspaso de Matías Suárez no va a realizarse", afirmó anoche el presidente del club bruselense, Roger Vanden Stock, quien dijo que el delantero está "seguramente decepcionado".

Vanden Stock afirmó que la prioridad ahora es que Suárez vuelva ahora a coger la forma lo antes posible y explicó que la decisión está relacionada con una inflamación en un tendón de la rodilla que obligará al jugador, de 24 años, a mantenerse fuera del terreno de juego al menos tres meses.

El CSKA no pudo aceptar este retraso por necesitar refuerzos inmediatos.

El delantero argentino es una de las principales estrellas del vigente campeón belga, y la pasada temporada fue galardonado con la "Bota de Oro" que reconoce al mejor jugador del año en Bélgica.

Suárez llegó al Anderlecht en 2008 y esta última campaña ha logrado sus mejores registros, con diez goles y diez asistencias en veintisiete partidos del campeonato nacional, y otros siete tantos en diez partidos de Liga Europa.