El explorador "Curiosity" se encuentra ya a apenas 160.000 kilómetros de Marte en su último día de vuelo y está en "perfectas condiciones" para realizar el descenso en el planeta rojo en la madrugada de este lunes, informó hoy la NASA.

El jefe de la operación de Entrada, Descenso y Aterrizaje (EDL, por sigla en inglés) de la misión, Adam Steltzner, señaló en rueda de prensa que el equipo en el centro de operaciones de Pasadena, California (EE.UU.), "está racionalmente confiado, emocionalmente aterrorizado y listo" para la compleja operación de aterrizaje.

A mediodía del domingo, "Curiosity" continuaba su aproximación sin contratiempos a Marte, donde tiene previsto llegar a las 05.31 GMT del lunes, indicaron los científicos del Laboratorio de Propulsión.

"Los controladores decidieron esta mañana no utilizar la sexta y última oportunidad en el calendario de la misión para un maniobra de corrección de vuelo", explicó el más reciente boletín informativo de la misión

"La aeronave está encaminada hacia su objetivo de entrada de manera precisa sin necesidad de tal maniobra", agregó el centro de operaciones de la misión.

"Curiosity" comenzó acelerar a medida que se acerca a la órbita de gravedad del planeta, donde alcanzará los 21.200 kilómetros por hora.

Una vez que entre en la atmósfera de Marte, cien veces menos densa que la de la Tierra, comenzarán los llamados "siete minutos de terror" de su complejo descenso sobre Marte.

La fricción atmosférica por sí misma no es suficiente para frenar el descenso, por lo cual a unos 11 kilómetros de la superficie marciana se desplegará el paracaídas supersónico de 16 metros de diámetro, el más grande que haya construido la NASA.

"Curiosity", lanzada el 26 de noviembre de 2011 y cuya misión se ha programado para dos años, está diseñado y equipado para investigar si Marte es, o ha sido alguna vez, capaz de sustentar formas de vida.