El británico Ben Ainslie se ha proclamado hoy campeón olímpico en la clase Finn de los Juegos de Londres 2012 tras acabar en la 'Medal Race' en el puesto noveno, uno por encima de su principal rival, el danés Jonas Hogh-Christensen.

El británico y el danés eran los que tenían opciones al oro y desde el inicio se marcaron en la regata para que no se le escapara el título, pero fue Ainslie el que cruzó la línea de meta primero y se llevó el título, con lo que su rival su tuvo que conformar con la plata.

El bronce ha sido para el francés Jonathan Lobert, quien ha sido el vencedor de esta prueba y ello le ha valido para subir al tercer lugar del podio.