La china Zhou Lulu libró un duelo de alarido frente a la rusa Tatiana Kashirina, con quien se turnó para quebrar el récord mundial, antes de conquistar el domingo la medalla de oro en la halterofilia de los Juegos Olímpicos de Londres, dentro de la categoría de las superpesadas.

El total alzado por Kashirina, de 332 kilos, constituyó un récord mundial pero fue efímero. Zhou lo superó por un kilogramo en su segundo intento en la modalidad del envión.

Además, Kashirina estableció un nuevo récord del mundo en la variante de arranque.

La armenia Hripsime Khurshudyan venció a la surcoreana Jang Mi-ran, campeona olímpica defensora, en una batalla por el bronce.