Las autoridades filipinas elevaron hoy a 45 el número de muertos causados por la tormenta tropical Saola, que causó inundaciones y corrimientos de tierra durante la semana antes de abandonar el archipiélago el pasado jueves por la noche.

Hasta hoy, el Centro Nacional de Prevención de Desastres ha ido añadiendo nombres a la lista de fallecidos por la tormenta, que cobró virulencia y se convirtió en tifón al avanzar el fin de semana por el Mar de China Meridional hasta Taiwán.

Al menos 6 personas continúan desaparecidas por el Saola, que también causó daños en 74 carreteras, 7.000 viviendas y obligó a la evacuación de 180.000 personas por las inundaciones y corrimientos de tierra en Filipinas, según el portal informativo local "Rappler".

Grandes áreas de la capital, Manila, fueron anegadas en los últimos días, lo que provocó el cierre de escuelas y algunos centros de trabajo, incluida la Embajada de Estados Unidos, ubicada junto a la bahía de Manila.

El Saola, que ha ido perdiendo fuerza, también causó al menos 4 muertos en Taiwán y obligó a la evacuación de cerca de 850.000 personas en China.

Cada año durante la estación lluviosa, que comienza en mayo y concluye noviembre, de 15 a 20 tifones y tormentas tropicales afectan a Filipinas y la región.