Sudán del Sur y Sudán alcanzaron el sábado un acuerdo sobre la exportación sursudanesa de petróleo a través de oleoductos de sudaneses y la distribución de los ingresos petroleros, dos de los mayores obstáculos de un acuerdo de paz a largo plazo entre ambos países que surgieron tras décadas de guerra, informaron funcionarios de las dos naciones.

Un desacuerdo sobre el intercambio de petróleo obligó a Sudán del Sur detener su producción petrolera en enero. Asimismo, el petróleo provocó una peligrosa confrontación militar entre ambos países en abril, cuando Sudán del Sur capturó la ciudad en disputa de Heglig, responsable de más de la mitad de la producción de petróleo de Sudán.

Sudán del Sur indicó el sábado en un comunicado que tendrán que pagar 9,48 dólares por barril para usar uno de los ductos de Sudán. Sudán había pedido a su vecino el pago de 36 dólares por barril, según el comunicado.

Mutrif Sidiq, portavoz oficial para la delegación de Sudán en las negociaciones en Adís Abeba, dijo a The Associated Press desde Jartum que existe un acuerdo sobre los derechos de tránsito por dos tuberías distintas, una que transporta crudo para exportación y otra con crudo ligero que pasa a través de una refinería antes de ir al puerto. Una cuota acordada fue de 9,48 dólares por barril y la otra ronda los 11 dólares por barril.

"El acuerdo es aceptado por ambas partes. A pesar de que cae por debajo de las expectativas de ambas partes, constituye un punto en común", dijo Sidiq vía telefónica.

Las autoridades sursudanesas, por su parte, señalaron que el acuerdo sobre los derechos del oleoducto de transporte tendrá una vigencia de tres años y medio, después de la cual los países deberán negociar tarifas más bajas o bien Sudán del Sur, que espera construir un oleoducto que cruce Kenia, dejará de utilizar los ductos de Sudán.

Sudán del Sur pagará 3.028 millones de dólares a Sudán para compensar las pérdidas de ingreso petrolero luego de la independencia sursudanesa el año pasado, según el comunicado.

___

El Deeb contribuyó desde El Cairo. El periodista de The Associated Press Michael Onyiego en Juba, Sudán del Sur, contribuyó con este despacho.