El congreso del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ratificó su alianza con una docena de pequeños partidos y movimientos políticos de cara a las elecciones locales del próximo 4 de noviembre en Nicaragua, informaron hoy medios oficiales.

En un acto partidario privado anoche, dirigido por el presidente de Nicaragua y secretario general del FSLN, Daniel Ortega, se reafirmó la coalición con los partidos, entre el que destaca el Liberal Nacionalista (PLN), que dirigieron los Somoza hasta julio de 1979, cuando la dinastía fue derrocada por la revolución sandinista.

La alianza encabezada por el FSLN y conocida como "Unida Nicaragua triunfa", también la integran el Movimiento de Unidad Cristiana, Partido Resistencia Nicaragüense, Camino Cristiano de Nicaragua y los caribeños Yatama y Movimiento Indígena de la Costa del Caribe, entre otros.

Ortega reconoció en el congreso sandinista, en el que participaron 514 delegados, que esos partidos y movimientos políticos tienen poco peso electoral, pero destacó "la pluralidad" de la coalición.

El FSLN ganó 109 de los 153 municipios en las anteriores elecciones locales de 2008, que la oposición denunció como fraudulentas.

Los adversarios del sandinismo también califica como "irregular" la organización de los próximos comicios, y junto a organizaciones no gubernamentales ha demandado el cambio de los magistrados, sin obtener respuesta del oficialismo, que domina el Parlamento.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el próximo 4 de noviembre a 153 alcaldes y vicealcaldes y a 6.534 concejales.