El aspirante presidencial republicano Mitt Romney propuso realizar "algo drástico" para reactivar a la economía de Estados Unidos, sin mencionar acciones específicas.

Aunque dijo que se opone a otro paquete federal de estímulo a la economía y nuevos programas gubernamentales.

También aseguró que no ayudaría a la economía que la Reserva Federal adopte otro programa "masivo" de compra de bonos gubernamentales y valores respaldados con hipotecas que tenga el fin de reducir aún más las tasas de interés de largo plazo.

"Puedo rotundamente afirmar que ahora es el momento para algo drástico y que no es el momento para aumentar el gobierno", expresó Romney en una entrevista transmitida el domingo por CNN. "Es el momento de crear los incentivos y las oportunidades a empresarios y empresas grandes y pequeñas para que contraten a más gente, y eso va a ocurrir".

"Ustedes van a ver que esto ocurra en este país, pero no con este presidente", agregó en referencia a Barack Obama, su rival en las elecciones generales de noviembre.

Romney dijo varias veces la semana pasada que su política económica crearía 12 millones de empleos en sus cuatro años de gobierno. Al preguntarle cómo lograría eso, respondió: "Eso es lo que ocurre en un proceso normal".

"Cuando se sale de una recesión como la que hemos tenido se debe ver esta creación de empleos", aseguró. "Las cosas buenas suceden cuando se tiene un sector privado que se esfuerza".

El equipo de campaña de Romney difundió el domingo un nuevo mensaje proselitista, en el cual aborda el viaje reciente del aspirante a Israel. En el aviso, Romney critica a Obama por no haber visitado al Estado judío. La última ocasión en que el presidente estuvo en Israel fue durante su campaña de 2008.