Sean Payton, entrenador en jefe de los New Orleans Saints, que se encuentra suspendido, pudo viajar a Canton, Ohio, para asistir a la ceremonia del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional, después de recibir permiso de la NFL.

En la ceremonia se enaltecerá al extackle ofensivo de los Saints, Willie Roaf, antes del partido en que los Saints se medirán a los Cardinals de Arizona el domingo por la noche.

De acuerdo con la decisión de la liga, Payton no podrá estar presente en el partido ni hospedarse en el hotel del equipo, y tampoco tener interacción relacionada con el fútbol americano con su club.

Ray Anderson, vicepresidente ejecutivo de operaciones de la NFL, dio un permiso especial a Payton, siempre y cuando cumpla las condiciones mencionadas, dijo Greg Aiello, vocero de la liga.