El primer título olímpico de fútbol masculino de Brasil está a la vuelta de la esquina, según el ex técnico de la "verdeamarela" Carlos Alberto Parreira.

"Brasil tiene un equipo técnicamente muy bueno, sólido, mucho mejor que los que quedan en el torneo", declaró Parreira el sábado en el estadio de Wembley, donde presenció el partido por los cuartos de final entre México y Senegal en su condición de integrante de un grupo de estudios técnicos de la FIFA.

"Ahora que Uruguay y España, que eran los otros favoritos, quedaron afuera, Brasil no debería tener oposición", agregó Parreira, quien habló antes de que Brasil jugase con Honduras en Newcastle.

"Con dos o tres cambios, este es el equipo de Brasil en la Copa Mundial del 2014", sostuvo Parreira.

Parreira, quien dirigió la selección brasileña campeona mundial 1994, advirtió que, de todos modos, el equipo no puede confiarse, porque "en estos torneos cualquier error se paga caro".

El clasificarse directamente a la próxima Copa Mundial por ser país sede es "horrible", afirmó. "Las eliminatorias ayudan a ensamblar el equipo".

Parreira, por otro lado, opinó que Neymar "todavía tiene que crecer mucho, pero (que) a los 20 años ya es uno de los mejores jugadores del mundo y uno de los pocos que marcan la diferencia" en un partido.

"Le encanta el fútbol y se muere por jugar, y eso es importante", indicó.

Parreira, quien tiene 69 años, se alejó de la dirección técnica luego de la Copa Mundial del 2010, en que estuvo al mando de Sudáfrica.

"Esto se acabó para mí. Ya no dirijo más. Ahora quiero viajar menos y disfrutar de mis nietos. Es el ciclo de la vida", comentó el ex timonel.