LaShawn Merritt abandonó el sábado su carrera preliminar en los 400 metros de los Juegos Olímpicos por una dolencia en la corva izquierda, con lo que terminó su intento por revalidar el título olímpico que ganó en Beijing.

Merritt arrancó mal, quedó rezagado y se detuvo después de unos 200 metros. Salió cojeando de la pista, para poner punto final a unos cuatro años llenos de polémica para el velocista.

Merritt estuvo suspendido por 21 meses desde la pasada olimpiada y se benefició de un fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo para poder competir en Londres.

El estadounidense era el favorito al oro en Londres, pero se lastimó en una prueba de fogueo y su entrenador dijo que el corredor estaba en duda para los Olímpicos.

Merritt tenía los dos mejores tiempos de la temporada, y su baja abre las puertas al dominicano Luguelín Santos, quien tiene el tercer mejor crono en 2012 y ganó cómodamente su carrera preliminar.