El marchista colombiano Luis Fernando López llegó a Londres como una de las esperanzas de medalla para su país, pero una descalificación cuando faltaban pocos kilómetros para completar la prueba del sábado truncó sus sueños.

"Sentí que el mundo se me venía encima, que había pasado tantas dificultades. Lo único que quería era desaparecer en ese momento", dijo el atleta sobre su eliminación de la competencia.

Su eliminación por doble falta se produjo a cuatro kilómetros del final, en momentos que el colombiano se encontraba entre los punteros.

El chino Ding Chen terminó adjudicándose el oro, el guatemalteco Erick Barrondo la plata y el chino Zhen Wang el bronce.

"Había trabajado mucho, quería que mi bandera se elevara a lo más alto del cielo, que mi himno retumbara por todo Londres", afirmó López, de 32 años. "Quería cerrar este ciclo de mi vida con una medalla".