Joanna Rowsell, Laura Trott y Dani King recogieron hoy un nuevo oro para el Reino Unido en el velódromo olímpico tras mostrarse imbatibles en la final femenina de persecución por equipos y batir de nuevo el récord del mundo de la disciplina.

Las tres ciclistas han batido la plusmarca mundial en cada una de las tres ocasiones en las que han saltado a la pista en los Juegos de Londres: lo dejaron en 3:15.669 ayer, en la serie de clasificación, fulminaron su marca esta mañana (3:14.682) y se acercaron a los trece segundos en la final, con un tiempo de 3:14.051.

El trío estadounidense que forman Sarah Hammer, Dotsie Bausch y Jennie Reed, plata, no pudo pasar de los 3:19.727, mientras que las canadienses subieron al tercer cajón el podio tras cruzar la meta en 3:17.915 en una carrera frente a las australianas.

Los ciclistas locales han acaparado hasta el momento cuatro de las cinco medallas de oro que se han entregado en el velódromo del Parque Olímpico de Stratford.