El kazajo Ilya Ilyin pulverizó el sábado los récords mundiales de envión y peso total, para ser el primer competidor en Londres que defiende un título olímpico en la halterofilia.

Alentado por un público entusiasta dentro de la arena de halterofilia del ExCel, Ilyin alzó 233 kilogramos en su último intento en el envión, para un nuevo récord mundial en ese rubro.

Su total de 418 kilogramos superó por casi seis el récord mundial que databa de 1999.

El ruso Alexandr Ivanov alcanzó la medalla de plata y el moldavo Anatoli Ciricu se quedó con el bronce.

El ucraniano Artem Ivanov nunca se presentó a la ceremonia del pesaje. Dijo al diario de su país Komsomolskaya Pravda que se lesionó tres semanas antes de los Juegos.