Dos competidoras cubanas alcanzaron el sábado los mejores resultados para América Latina en la prueba de tiro con rifle desde 50 metros en tres posiciones, pero fue insuficiente para alcanzar la final.

Para una de ellas, el problema es la falta de roce a alto nivel.

"Nos hace falta más competencia, más roce con estos países europeos, que son los que tienen los mejores resultados", expresó la cubana Dianelys Pérez, de 24 años. "Nos fogueamos con países del área (América Latina) y ganamos en Panamericanos, pero cuando llegamos a este nivel nos topamos con países del primer mundo del tiro y no avanzamos".

Aún así, conmemoró que su país logró medalla de oro el viernes con el tirador Leuris Pupo, vencedor en la prueba de pistola rápida desde 25 metros.

Pérez disparó en la prueba del sábado 579 puntos de 600 posibles, similar al resultado que le permitió ganar oro en los Juegos Panamericanos de 2011 en Guadalajara. En Londres ese puntaje le valió situarse en el lugar 21 de las 46 participantes.

Junto a ella estuvo su compañera Eglys de la Cruz, también medallista panamericana, quien el sábado se situó en el lugar 16 con 581 puntos, mejor que su resultado en Guadalajara.

Las otras dos latinoamericanas en la contienda del sábado fueron la mexicana Alexis Martínez, que quedó en el puesto 39 con 572 puntos, y la salvadoreña Melissa Mikec en el lugar 45 con 560.

La medalla de oro en la prueba del sábado fue para la estadounidense Jamie Lynn Gray, seguida por la serbia Ivana Maksimovic con plata y la checa Adela Sykorova con bronce.

"En Cuba no tenemos muchos recursos, como todos saben y se hace difícil entrenar", reconoció Pérez, una estudiante de psicología de la provincia de Matanzas.

Aún así, se propone intensificar su entrenamiento para asegurar su clasificación a las Olimpiadas del 2016 en Río de Janeiro.