La cubana Yarelys Barrios quedó cuarta en la final del lanzamiento de disco femenino de los Juegos Olímpicos y no pudo repetir la plata lograda hace cuatro años en Beijing.

Barrios logró su mejor lanzamiento en su segundo intento con 66,38 metros, el mejor de la temporada. Pero insuficiente para colgarse una medalla.

"Pensé que iba a ir mejor", dijo Barrios. "Aunque sabía que si no tiraba 67 metros no iba a tener medalla en esta competencia".

"Me sentía bien, competí bien, pero ellas lo hicieron mejor", añadió.

La croata Sandra Perkovic, que el año pasado estuvo seis meses sancionada por un resultado positivo a un estimulante, se alzó con el oro gracias a un lanzamiento de 69,11 metros. La plata fue para la rusa Darya Pishchanikova y el bronce, para la china Li Yanfeng.

Al igual que otros atletas cubanos, Barrios se quejó de la falta de roce en competiciones internacionales antes de llegar a Londres.

"Yo me doy cuenta de que es imposible llegar con una o dos competencias aquí", explicó. "Hacía falta más competencias para llegar mejor".