El chino Sun Yang gana la medalla olímpica de oro en los 1.500 metros y pulveriza el récord mundial con un tiempo de 14 minutos y 31.02 segundos.