Al menos tres personas han muerto y más de 800.000 han sido evacuadas tras la llegada casi simultánea de los tifones "Damrey" y "Saola" en la costa este de China, informó el Ministerio de Asuntos Civiles de China a través de la agencia oficial Xinhua.

De acuerdo a la fuente, las provincias más afectadas son las costeras de Jiangsu, donde más de cien casas colapsaron y 2.800 sufrieron daños, y Shangdong, en la que dos personas murieron, 1.000 casas se derrumbaron y otras 23.000 reportaron daños.

Un total de diez provincias orientales chinas esperan más lluvias torrenciales y fuertes vendavales en los próximos días por el paso de los dos tifones, algo que según la Administración Meteorológica de China (CMA) es la segunda vez que sucede desde 1949.

La primera vez fue en 2006 cuando los tifones "Saomai" y "Bopha" alcanzaron el país con apenas 24 horas de diferencia.

Esta vez el primer tifón en golpear China fue el "Damrey", que llegó el jueves a las 21:30 horas de la noche local (13:30 GMT) al noreste del río Yangtze (que cruza el país desde el suroeste al este) y sacudió esta área con la mayor fuerza registrada desde 1949.

Casi diez horas después, a las 06:50 horas de la mañana de ayer (22:50 del jueves GMT), el "Saola" alcanzó China después de causar 5 muertos en Taiwán y paralizar la isla.

La CMA ha informado que ambos tifones ya se han convertido en lluvias tropicales y que se dirigen al norte del mar de Bohai, en el noreste de China, el "Damrey"; y al oeste de la provincia de Jiangxi, en el sureste del país, el "Saola", respectivamente.