La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) revirtió el sábado el resultado del combate del viernes en categoría de peso welter entre el estadounidense Errol Spence y el indio Krishan Viksam, que inicialmente había sido concedido al púgil asiático por 13-11.

Tras revisar el vídeo de la pelea y considerar que el referí no otorgó dos avisos a Viksam por agarrar a su rival en nueve ocasiones en el tercer asalto, la AIBA anunció que el resultado inicial fue revertido a 15-13 en favor de Spence, sumando cuatro puntos al estadounidense.

Así, Estados Unidos mantiene a un único púgil en competencia en los Juegos. Spence se enfrentará el martes al ruso Andrey Zamkovoy en cuartos de final.

La delegación estadounidense había protestado airadamente una supuesta parcialidad de los jueces y trato perjudicial de los referís en la jornada del viernes, en concreto la entrenadora Gloria Peek tras la derrota de Rashee Warren frente al francés Nordine Oubaali por ajustado 19-18.

"Hoy no perdimos por ellos, pero no nos han dado puntos a lo largo de la competición. Incluso en derrotas justas, las diferencias han sido demasiado amplias. Algunos jueces son de países pequeños y creo que tienen prejuicios contra Estados Unidos. Tampoco el referí avisó a los rivales cuando violaron el reglamento", denunció en ese momento.

El de Spence es el segundo resultado revertido por la AIBA en los Juegos, después que el jueves se revocó la victoria del azerbayano Magomed Abdulhamidov sobre el japonés Atoshi Shimizu y mandó al referí Ishanguly Merethyyazov "de vuelta a casa", según el cominicado oficial.

Los jueces le habían dado la victoria por 22-17 a Abdulhamidov pero, tras formalizar la apelación el equipo japonés, el resultado del combate fue finalmente rectificado y Shimizu fue declarado vencedor, pasando a cuartos de final en categoría de peso gallo.