La aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA), creada por el presidente Evo Morales hace tres años domina el 72% del mercado boliviano tras la quiebra técnica de la empresa privada AeroSur, según dijo el sábado su gerente general.

"Esto es resultado de un trabajo duro de estrategias para atraer viajeros y que el flujo de pasajeros aumente", dijo a The Associated Press el gerente general de BoA, Ronald Casso.

"Nuestras utilidades han llegado en el primer semestre de este año a 3,5 millones de dólares aproximadamente, esto no lo esperábamos pero vamos a reinvertir", acotó.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en un informe del primer trimestre del año sobre el número de pasajeros transportados vía aérea señaló que BoA ha transportado 226.110 pasajeros frente a los 165.479 registrados en igual período de 2011.

BoA realiza el 72% de los vuelos comerciales del país, mientras el resto del mercado es cubierto por las aerolínea Amaszonas, Transportes Aeros Militares (TAM) y Aerocom.

La aerolínea privada AeroSur que ya en el primer trimestre atravesaba problemas financieros fue ahogada por las deudas, y dejó de operar a mediados de mayo.

Casso consideró que un factor importante en el crecimiento de BoA ha sido la caída de AeroSur ya que los pasajeros se volcaron a aerolínea estatal que tiene siete aviones en funcionamiento y uno en mantenimiento en la actualidad, dijo el funcionario.

"Diariamente realizamos más de 50 vuelos para tratar de cumplir con la demanda", de los cuales 45 son dentro del país y cinco Argentina, Brasil y Perú, dijo Casso.

Apuntó que se espera abrir una ruta a España próximamente.