El recientemente promovido Sampdoria iniciará su primera temporada de regreso en la primera división del fútbol italiano con una penalidad de un punto por arreglos de partidos.

La penalidad fue propuesta por el mismo club y aceptada el viernes por las autoridades.

El comité disciplinario de la Federación Italiana de Fútbol aceptó todos los acuerdos convenidos con el fiscal Stefano Palazzi. En el de Sampdoria, el club deberá pagar una multa de 30.000 euros (37.000 dólares).

El club Bari, de la segunda división, recibe una penalidad de cinco puntos y una multa de 80.000 euros (98.000 dólares). El defensor de Atalanta Andrea Masiello fue suspendido por 26 meses por trasgresiones durante su estada en Bari.

Sus ex compañeros Alessandro Parisi, ahora en Torino, y Marco Rossi, hoy en Cesena, fueron suspendidos por 24 y 20 meses respectivamente.