El estadounidense Michael Phelps volvió a ganar al serbio Milorad Cavic en los 100 metros mariposa, tal y como ocurriera en la ya histórica final de Pekín 2008, y sumó su vigésima primera medalla olímpica.

Cavic ni siquiera subió al podio, pues fue cuarto tras el surafricano Chad le Clos y el ruso Evgeny Korotyshkin, plata ambos con 51.44.

Cavic paró el crono en 51.81, tras pasar en la primera posición el primer 50, con Phelps en la séptima posición.