Hace menos de un año, el pesista cubano Yoelmis Hernández sufrió el dislocamiento del hombro derecho durante el mundial de levantamiento de pesas, en Francia. Esa, y otras lesiones, afectaron su proceso de entrenamiento con miras a los Juegos Olímpicos de Londres.

Hernández terminó séptimo con 368 kilos totales en la categoría de los 85 kilos. El oro fue para el polaco Adrian Zielinski, la plata para el ruso Apti Aukhadov y el bronce para el iraní Kianoush Rostami.

"Las lesiones afectaron mi camino a Londres", admitió Hernández, de 26 años y nativo de la Isla de la Juventud.

El medallista de oro de los Juegos Panamericanos de Guadalajara reconoció que además enfrenta problemas con su técnica y con los tobillos al momento de hacer el arranque.

"Me desplazo demasiado cuando tengo que hacer el arranque y quedo en una posición que no me conviene. A eso hay que sumarle que llegué a Londres muy bajo de peso y un poco debilitado y eso me acabó", agregó.

De hecho, los 82,28 kilos de peso corporal de Hernández representan el menor total de los 12 participantes del Grupo A y de la categoría de los 85 kilos.

Pero a pesar de los problemas, Hernández dice que se siente satisfecho con lo alcanzado en sus primeros Juegos Olímpicos.

"Vinimos a representar a nuestro país, las cosas quizás no salieron del todo como las esperábamos, pero tengo las esperanzas de que en cuatro años, en Río de Janeiro, me irá mejor", indicó.