En los últimos años, más del 60 por ciento de la droga elaborada por el narcotráfico en Perú salió del país por vía marítima, razón por la cual el Gobierno reforzó la vigilancia en los puertos, informó hoy la presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Carmen Masías.

El Gobierno peruano ha emprendido una estrategia integral de lucha contra las drogas, que incluye la vigilancia de los puertos, para "impedir que el narcotráfico se infiltre en los contenedores de exportación", indicó la funcionaria a la agencia estatal Andina.

Masías firmó hoy un memorando de entendimiento con la empresa concesionaria del Muelle Sur del puerto del Callao, DP World, para optimizar las acciones de control y prevención del tráfico de drogas en el principal terminal marítimo del Perú con el incremento de radares en este lugar.

"Desde Devida se está reforzando la vigilancia que hacen las capitanías de la Marina de Guerra porque son unos 3.000 kilómetros de costa peruana", indicó Masías.

Según cifras de la Oficina para la Política Antidrogas de Estados Unidos, Perú encabeza la producción mundial de cocaína con 325 toneladas anuales, seguido por Bolivia con 265 toneladas y Colombia con 195 toneladas.

No obstante, Devida anunció la conformación de un grupo de trabajo para determinar la cantidad de producción de droga en el país, al discrepar con las cifras presentadas por Estados Unidos.