La venezolana Daniela Larreal se ubicó el viernes entre las nueve mejores del keirin del ciclismo de los Juegos Olímpicos de Londres, un escenario que escogió para decir adiós a las pistas.

Larreal, de 38 años, quedó sin posibilidades de disputar una medalla luego de arribar sexta en la segunda ronda, en la que se impuso la británica Victoria Pendleton, quien a la postre se colgó la presea de oro.

La china Guo Shuang se llevó la presea de plata, mientras que Lee Wai Sze, de Hong Kong, se quedó con el bronce.

En el sorteo de los puestos de salida de la segunda ronda, la venezolana partió en el sexto lugar.

"No quiero decir tal vez, pero tuve mala suerte, salir de sexta me obligó a realizar un mayor esfuerzo en el sprint final y ya no pude ir al frente", comentó Larreal, que en el arranque ocupó en el primer puesto, pero luego perdió potencia y terminó en el fondo.

"Con el nivel que tenemos, es muy difícil venir de atrás en el keirin", insistió.

La ciclista venezolana, que ha estado presente en las cinco últimas citas olímpicas y que fue la única latinoamericano en llegar a la segunda ronda, el jueves anunció su retiro de las competencias.

"En Río 2016 no me verán en la pista, llegó el momento en dedicarle tiempo a la familia, a los amigos, a mi vida", dijo la ciclista en la víspera.

La cubana Lisandra Guerra y la colombiana Juliana Gaviria ocuparon los puestos 13 y 17, respectivamente.