El COI no piensa investigar una caída intencional por razones tácticas de un ciclista británico que terminó ganando una medalla de oro en Londres 2012.

Philip Hindes dijo a la prensa que la estrategia en la prueba de velocidad por equipos contemplaba la caída.

"Si tenemos un mal comienzo, necesitamos caernos para que haya una nueva partida", afirmó Hindes, de 19 años, quien se tambaleó un poco antes de irse al piso en la primera curva de una prueba preliminar. Al reanudarse la carrera, los británicos se llevaron el triunfo y más adelante ganaron el oro.

El portavoz del COI (Comité Olímpico Internacional), Mark Adams, dijo que el organismo coincide con las autoridades del ciclismo en que "no está en duda el resultado" de la carrera.

Agregó que el incidente es distinto al sancionado en el bádminton, donde cuatro duplas de mujeres fueron descalificadas por buscar intencionalmente la derrota en sus partidos para evitar cruces más complicados en la siguiente fase. El vocero dijo que el equipo británico "hizo su mejor esfuerzo" para ganar.

El episodio, no obstante, arroja más dudas acerca del comportamiento ético de los competidores.

"Caí a propósito para que largásemos de nuevo, para hacer un mejor tiempo", afirmó Hindes según la prensa británica. "Fue así. Estaba planificado".

En una conferencia de prensa oficial, no obstante, aseguró que la caída no había sido intencional.

Adams sostuvo que "a esta altura no hay razón alguna para poner en duda el resultado".

Agregó que el episodio se diferencia del de bádminton porque los aficionados "no fueron privados de una competencia".

"La carrera se hizo y creo que se puede decir que el equipo británico se brindó por entero", afirmó Adams.

Francia, que perdió con los británicos en la final, no radicó queja alguna.

"Hay que aprovechar las reglas al máximo. Uno puede jugar con ellas y nadie se debe quejar", declaró a la AP la directora técnica del equipo francés de ciclismo Isabelle Gautheron.

Agregó, sin embargo, que sus dirigidos difícilmente hagan lo mismo.

"Hindes se había preparado para esa posibilidad, sabía exactamente qué hacer luego de un arranque flojo. Nosotros no tenemos esa mentalidad", manifestó.

Otro técnico opinó que el episodio no tiene nada raro y que es parte del ciclismo profesional.

"Así son las cosas, eso se hace en el deporte", manifestó Daniel Morelon, un francés que dirige el equipo chino. "Pero (Hindes) no debió haber dicho la verdad".

El técnico del equipo japonés de fútbol femenino Norio Sasaki se metió también en un lío similar por hablar con franqueza y decir que, al final de un partido con Sudáfrica, y al ver que le convenía un empate a la luz del resultado que se daba en otro encuentro, le había dicho a sus dirigidas que no buscasen el gol. El partido terminó 0-0 y Japón se quedó en Cardiff, Gales, como quería, y no tuvo que viajar a Glasgow, Escocia.

La FIFA dijo que no sancionará a nadie en este caso.

___

El cronista de deportes de AP Samuel Petrequin colaboró en este despacho.