Representantes de gremios del transporte iniciarán hoy una huelga de cinco días en el metro de Buenos Aires, en el marco del enfrentamiento entre el Gobierno porteño y la Administración nacional por el manejo del servicio, informaron fuentes sindicales.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) prevén realizar desde hoy a las 21.00 hora local (24.00 GMT) una huelga en las seis líneas del metro por 48 horas, mientras que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) hará una medida de fuerza similar desde el lunes por 72 horas.

Los gremios convocaron a la huelga, que afectará a miles de usuarios, en reclamo de una mejora salarial del 28 por ciento, entre otros pedidos.

De todas formas, el secretario de la Agtsyp, Norberto Pianelli, afirmó hoy a periodistas que están dispuestos a abrir negociaciones con las autoridades y la empresa Metrovías, la concesionaria del servicio para deponer la medida.

"Vamos a estar ahí con la medida de fuerza, dispuestos a sentarnos a negociar durante todo el fin de semana. Sino, el lunes esto será un caos", advirtió.

El metro es eje de un conflicto entre el alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, y el Gobierno de Cristina Fernández, quien traspasó el subterráneo a la ciudad, pero el intendente porteño reclama al Estado nacional que mantenga los millonarios subsidios que destinaba al servicio.

En declaraciones a medios locales, el secretario argentino de Transporte, Alejandro Ramos, reclamó hoy a Macri que "trabaje para que estas interrupciones no sucedan", mientras que el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que las negociaciones salariales son "un tema del Ministerio de Trabajo nacional".

En mayo pasado ambas agrupaciones sindicales realizaron una huelga de 36 horas que afectó al millón de usuarios que a diario utilizan el metro y provocó un caos en la ciudad.