La cubana Idalys Ortiz dejó en el camino a dos de las mejores judocas del mundo y conquistó el viernes la medalla de oro en la división de más de 78 kilos de los Juegos Olímpicos.

En masculino el oro fue para el francés Teddy Riner, quien venció en la final al ruso Alexander Mikhaylin en la categoría arriba de 100 kilos.

La atleta cubana, de 22 años, se impuso en la final por decisión de los jueces a la japonesa Mika Sugimoto, campeona mundial de 2010, tercera en el mundial de 2011 y cuarta en el ranking mundial.

"Gracias a Dios soy campeona olímpica, me siento muy bien", expresó la cubana, ganadora del oro en los Juegos Panamericanos de 2011 en Guadalajara.

Antes de derrotar a la japonesa, debió enfrentar en semifinal a la china Wen Tong, campeona olímpica en Beijing y ganadora del campeonato mundial de judo de 2011.

"Yo siempre me dije que mi principal rival era yo misma. Caí en un pool (cuadro) donde la mayoría tenía resultados olímpicos y mundiales, pero hoy me convencí de que me había preparado bien y había hecho las cosas como correspondía. Ahí están los resultados", dijo a periodistas después del combate, aún con las trenzas de los colores blanco azul y rojo de la bandera de Cuba en el cabello.

América Latina tuvo una segunda medalla con el brasileño Rafael Silva, quien se adjudicó una de las preseas de bronce tras derrotar al surcoreano Sung Min Kim. El otro bronce masculino fue para el alemán Andreas Toelzer.

"Estoy muerto, fueron cuatro 'golden scores' (resoluciones en tiempo adicional), pero es muy gratificante. Estoy recogiendo lo cosechado en estos cuatro años", declaró Silva, de 25 años, después de adjudicarse el bronce.

Silva logró disputar la medalla en un repechaje en el que enfrentó al húngaro Baran Bor, a quien venció por decisión de los jueces. Previamente había perdido por ippon contra el francés Riner, quien al final se adjudicó el oro.

"Espero que lleguen muchas más cosas buenas para Brasil. Tenemos potencial para conquistar mucho más en 2016", expresó el brasileño, conocido en su país como "Baby".

En femenino, las medallas de bronce fueron para la británica Karina Bryant y la china Tong.

En la contienda masculina, Riner demostró estar por encima de todos los rivales con los que se encontró, y su superioridad fue reconocida por sus adversarios.

"El francés no es de esta categoría, él está en un nivel superior a todos los demás", comentó el entrenador cubano Julio Noda, quien acompañó en la contienda a su compatriota Oscar Brayson, eliminado en repechaje por el bielorruso Ihar Makarau. Anteriormente, Brayson había perdido contra Riner.

Un total de cinco mujeres y cuatro hombres representaron a América Latina en la última jornada de judo olímpico. De ellos, la brasileña Maria Suelen Altheman cayó en la disputa por el bronce con la china Tong, quien también venció en la primera fase a la mexicana Vanessa Zambotti.

La puertorriqueña Melissa Mojica avanzó a la segunda fase tras derrotar a la saudí Wojdan Shaherkani, pero fue derrotada por la rusa Elena Ivashchenko. La venezolana Giovanna Blanco también perdió en segunda fase contra la japonesa Sugimoto, quien llegaría a la final.

En masculino, el guatemalteco Darrel Castillo fue eliminado en la primera fase por el japonés Kaiki Kamikawa, quien lo derrotó con un ippon.