Los italianos Paolo Nicolai y Daniele Lupo le ganaron el viernes a los estadounidenses Phil Dalhausser y Todd Rogers 21-17 y 21-19 y dejaron al torneo olímpico de vóleibol de playa sin sus últimos campeones.

"Cuando uno gana, no piensa en eso por un mes", comentó Dalhausser. "Pero cuando pierdes, el sacudón es inmediato".

Los italianos fueron de los últimos en clasificarse al torneo olímpico. Sin embargo, le tienen tomada la medida a Dalhausser y Rogers, a los que derrotaron ya tres veces.

"Les habíamos ganado dos veces, pero siempre es duro", dijo Nicolai. "Son los mejores del mundo, estoy seguro. Si volvemos a jugar, se llevan el oro".

Los italianos perdieron dos partidos y ganaron solo uno en la fase preliminar, lo que los obligó a jugar un partido extra para poder enfrentar a los estadounidenses. En ese choque doblegaron a Canadá.

Italia nunca ganó una medalla en vóleibol de playa, deporte que es dominado por estadounidenses y brasileños.

Las brasileñas Juliana y Larissa, cabezas de serie número uno de la rama femenina, avanzaron a los cuartos de final al doblegar a Holanda 21-10 y 21-17.