Funcionarios búlgaros arrestaron el viernes a dos hombres buscados por la Interpol bajo cargos de terrorismo mientras intentaban ingresar en el país en un cruce fronterizo con Rumania.

Los hombres — un checheno y un turco — fueron arrestados en dos incidentes separados mientras trataban de entrar en Bulgaria con sus familias, dijo Nadezhda Miteva, portavoz del fiscal en la ciudad nororiental de Ruse.

Las autoridades identificaron al checheno como Mohmad Gadamouri, de 47 años, quien había tratado de entrar en Bulgaria con sus cinco hijos asegurando a la policía fronteriza que llegaba de vacaciones. Al revisar sus datos encontraron que las autoridades lo buscan por su presunto papel en un grupo terrorista que planeó un atentado en la república rusa de Ingushetia en 2003.

Se cree que Gadamouri había permanecido escondido en algún lugar en Europa desde entonces, y también es buscado por el presunto comercio ilegal de armas y sustancias tóxicas.

Las autoridades dijeron que el otro hombre, el turco Erkan Polater, de 29 años, fue arrestado bajo el cargo de pertenecer a una organización terrorista. No dieron más detalles sobre los familiares que viajaban con él.

Miteva dijo que los dos hombres seguirán en custodia hasta que las autoridades reciban los documentos que autoricen su extradición a sus respectivos países de origen. Añadió que el checheno portaba un documento emitido en Alemania que certificaba su condición de refugiado, mientras que el turco tenía un documento similar emitido en Holanda.

Los arrestos se producen apenas dos semanas después de que un atacante suicida mató a cinco turistas israelíes y un conductor de autobús búlgaro en un popular centro turístico en Bulgaria. Los funcionarios no vincularon las detenciones del viernes con el atentado.