El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy acción a los Estados miembros del organismo para frenar el conflicto en Siria, donde la comunidad internacional se enfrenta a "la cruda posibilidad de una larga guerra civil", una catástrofe que le recuerda a Ruanda y Srebrenica (Bosnia).

"Nos enfrentamos a la cruda posibilidad de una larga guerra civil en Siria que destruirá su rico tapiz de comunidades entrelazadas", dijo Ban ante la Asamblea General en su intervención previa a la votación de una resolución de condena al régimen del presidente Bachar al Asad presentada por los países árabes.