Alemania derrotó el viernes a la favorita Croacia y conquistó el oro en la regata de cuatro pares de remos cortos para hombres en los Juegos Olímpicos de Londres, durante una jornada que le deparó otra presea dorada a las remeras locales y dos a Nueva Zelanda.

La tripulación alemana, formada por Kark Schulze, Phillipp Wende, Lauritz Schoof y Tim Grohmann, tuvo la punta de principio a fin y se llevó la victoria en un tiempo de cinco minutos, 42.48 segundos. Croacia llegó atrás por un largo, para quedarse con la plata, luego de mostrarse incapaz de remontar la distancia.

Australia se embolsó el bronce en esta prueba, conocida también como "cuádruple scull".

Los australianos ganaron el mundial de 2011, pero tanto ellos como los alemanes habían sido eclipsados este año por los croatas, que ganaron las tres regatas de la Copa Mundial de 2012 y se clasificaron como los más rápidos a la final olímpica.

Fue el segundo oro de Alemania en el remo de Londres 2012, luego de conquistar también la modalidad de ocho remos largos con timonel, considerada la prueba reina de este deporte.

Alemania, que largó por el sexto carril tras un cambio en la ubicación por los intensos vientos matutinos, tomó casi un segundo de ventaja sobre Croacia a la mitad de la competición. En la línea de los 1.500 metros, la diferencia se había ampliado a 1.9 segundos y los alemanes tenían prácticamente el oro colgado al cuello.

Schoof y Schulze se pusieron de pie después de cruzar la meta, batieron puños en el aire y se mostraron jubilosos, tras una ventaja de 2.3 segundos sobre los croatas.

La embarcación croata, tripulada por David Stain y Damir Martin, así como por los hermanos Martin y Valent Sinkovic, parecía en condiciones de dar a su país la primera presea de oro en remo desde que se independizó en 1991.

También el viernes, la británica Katherine Grainger consiguió al fin el oro olímpico, en su cuarto intento, al triunfar en el par de remos cortos junto a Anna Watkins.

Las anfitrionas, que eran favoritas, ganaron por más de un largo, con un registro de 6:55.82. Australia logró la plata y Polonia el bronce.

Grainger lloró después de conseguir la plata en el "cuádruple scull" en Beijing 2008, sus terceros olímpicos en los que quedó segunda.

Pero desde 2010, cuando formó dupla con Watkins, no ha perdido una regata. En las eliminatorias, ambas le descontaron casi cinco segundos al récord olímpico.

Fue el segundo oro de Gran Bretaña en el remo. Helen Glover y Heather Stanning triunfaron el miércoles en el par de remos largos para mujeres.

En la regata de par de remos largos, los neocelandeses Hamish Bond y Eric Murray mantuvieron viva su racha invicta de tres años y se apoderaron del oro.

Bond y Murray hicieron un tiempo de seis minutos, 16.65 segundos. Francia quedó a dos largos para obtener la plata, y el bronce tuvo como destinataria a la tripulación británica.

La dupla "kiwi" no ha perdido una regata desde que comenzó a formar equipo, después de los Juegos Olímpicos de Beijing, en los que fueron parte de una embarcación de cuatro pares de remos cortos que no llegó a la final pese a que se le consideraba favorita.

El último triunfador de la jornada fue el neocelandés Mahe Drysdale, que se impuso en el "scull individual" (par de remos cortos) para enriquecer su currículum como uno de los mejores de la actualidad.

Drysdale, cinco veces campeón mundial, superó a su rival acérrimo, el checo Ondrej Synek, para lograr un tiempo de 6;57.82 minutos. Synek se quedó media embarcación atrás para quedarse con la plata, y el británico Alan Campbell obtuvo el bronce.