Bradley Wiggins festejó su séptima medalla olímpica, y cuarta de oro, con una gran borrachera que comentó paso a paso en Twitter.

Fue una borrachera pública como pocas. Una vez finalizadas las ceremonias y presentaciones oficiales tras su victoria del miércoles en la contra reloj, el ciclista comenzó a publicar en Twitter fotos y comentarios de su festejo personal cerca de la Catedral de San Pablo.

Anunció tempranamente que se iba a pegar una "borrachera de locos" y cumplió su palabra.

En determinado momento publicó una foto posando con un trago en una mano y haciendo la V de la victoria con la otra, con el comentario "emborrachándome".

Más adelante dijo, "tremenda borrachera... esto ha sido algo muy emocionante".

Con su triunfo en la contra reloj Wiggins pasó a ser el deportista británico que más medallas olímpicas ha cosechado. Su victoria se produjo pocas semanas después de que conquistase el Tour de Francia.

El líder del movimiento olímpico británico Colin Moynihan restó importancia al episodio y dijo que Wiggins "se merece una gran fiesta".

----

Online: http://instagram.com/p/Nzdm3NTLyH/