El jugador brasileño del Málaga Weligton Robson da Pena ha dicho hoy, sobre los problemas económicos de la entidad y su posible venta, que "no todo está perdido" y "hay que ver a la gente del club" que busca soluciones, "y si hay que vender jugadores, que los vendan, y se arregla la situación".

En una rueda de prensa, el defensa ha señalado que en el club hay que "hacer algo". "Si para arreglarlo hay que vender un jugador, lo vendemos. No podemos mantener esta situación, y jugaremos con los jugadores que tenemos, con gente del filial o lo que sea, y aun así hay recursos para hacer algo bonito", ha recalcado.

El futbolista brasileño del Málaga se ha referido así, de forma velada, al viaje a Londres de su compañero Santi Cazorla, que ha partido hoy hacia la capital británica para ultimar su posible traspaso al Arsenal, que había ofrecido 20 millones de euros por él.

Ha afirmado que están teniendo reuniones entre los jugadores y que, "una vez más", siguen "confiando en el club", aunque saben "de las dificultades que hay".

"Sabemos que hay gente en el club que está intentando buscar soluciones. No sé si buenas o malas, pero es lo que hay. Tenemos claro que estamos a punto de cerrar la venta de un jugador, y con ese dinero podemos solventar parte del gran problema que tenemos", ha argumentado Weligton.

Ha insistido en que es una situación difícil. "Yo he jugado en equipos en los que muchos jugadores pasamos hambre y los aficionados nos daban de comer; peor que eso, imposible. Ahora es una situación complicada después de todo lo que pasó, con grandes fichajes, grandes presentaciones, y todos ahora esperamos más fichajes, más sorpresas, creyendo que iba a seguir siendo el equipo de moda", ha relatado.

Sin embargo, ha añadido el brasileño, ahora no saben "por qué todo se paró", si bien también ha precisado que el club está ahora "en muchísima mejor situación" que cuando él llegó, pues cuentan con "jugadores de gran nivel internacional" y con una afición que "se ha volcado" con la plantilla.

El defensa malaguista ha abogado por "seguir trabajando con la ilusión, a pocos días de empezar la Liga, de hacer historia en el club una vez más con la previa" de la Liga de Campeones.

Ha subrayado, no obstante, que están "un poco aprensivos con la situación", ya que ahora tendrían que estar "hablando de los rivales de la previa, de la ilusión de la afición, que está enloquecida", pero, en cambio, tienen que hablar "de otros temas", aun cuando ha reiterado que cree que "va a haber soluciones".

Por ello, Weligton ha pedido a la afición que siga apoyándoles "como lo está haciendo", pues "los jugadores, por más complicado que esté", quieren "sacar esto adelante" y están "intentando levantar a la gente". "Sabemos que es un momento difícil, pero todo se puede arreglar, y hay gente que puede sacar al equipo", ha asegurado.