El puertorriqueño Félix Verdejo consiguió el jueves su segunda victoria en el boxeo de los Juegos Olímpicos de Londres y se posicionó para luchar por una medalla al clasificarse a los cuartos de final en categoría de peso ligero.

Verdejo hizo valer sus excelentes fundamentos técnicos ante el tunecino Ahmed Mejri, ganando el combate por claro 16-7, y se enfrentará el lunes al ucraniano Vasyl Lomachenko, quien derrotó previamente al dominicano Wellington Arias. En juego estará una plaza en semifinales que garantizaría, como mínimo, una presa de bronce.

Puerto Rico, que no logra subir al podio en una cita olímpica desde Atlanta 1996, mantiene en competición también al peso minimosca Jantony Ortiz en octavos de final, así como al peso mosca Jeyvier Cintrón en una delegación marcada por la juventud.

Verdejo, de 19 años, hizo valer su jab en el primer asalto, que se anotó por 4-2, y conectó buenos golpes en el segundo frente a Mejri, quien no tuvo respuesta ante el amplio arsenal del boricua.

"Me protegí bien, con las manos arriba siempre. Estuve vivo y le jugué a la media distancia, que es lo que siempre me piden desde la esquina", explicó tras el combate el ganador, que se mostró confiado de cara a su combate frente a Lomachenko.

De todas formas, reconoció que hubiera preferido a Arias, a quien ya derrotó por 13-7 en la final del preolímpico de las Américas.

"Hubiera sido un rival más cómodo, porque ya lo conozco y Lomashov pega muy duro. Vi su pelea un poco por el camerino. Será importante tomar ventaja. Pero boxeándole con las mismas armas de hoy, se le puede ganar. Es el mejor del mundo, pero todavía no ha peleado conmigo. Creo que va a ser un gran combate", pronosticó.

Verdejo, que ha recibido en los últimos días incontables muestras de apoyo desde su país, pareció estar más preocupado por la puntuación de los jueces que por el propio Lomachenko. "Aquí siempre favorecen a los campeones y entiendo que tengo que tirar más de lo que tiré hoy", opinó antes de dedicar el triunfo a su familia, que siguió el combate por televisión.

En caso de ganar al ruso, el boricua podría vérselas en semifinales con el cubano Yasnier Toledo, oro en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara. Pero Verdejo, acérrimo admirador de su compatriota Félix "Tito" Trinidad, irradia confianza y no se arrodilla ante nadie en Londres.

"Nunca he peleado con Toledo pero, con mi experiencia boxística y peleando como sé, me da igual quien tenga delante. Tendré una medalla de oro", sentenció.