Venezuela tildó hoy de "infame", "calumnioso" e "injerencista" el informe sobre terrorismo que esta semana presentó el Gobierno de EE.UU. en el que señaló a ese país de "poca colaboración", al tiempo que acusó a Washington de proteger "a reconocidos terroristas internacionales".

En un comunicado de la Cancillería venezolana, el Gobierno de Hugo Chávez rechazó "de la manera más firme y categórica el falaz y calumnioso" informe sobre terrorismo anual publicado por el Departamento de Estado norteamericano el pasado día 31 que también llama de "infame".

EE.UU. acusó en este informe a Venezuela por sexto año consecutivo de no "cooperar completamente" en la lucha antiterrorista y subrayó sus vínculos con Irán, con la banda terrorista vasca ETA y con las guerrillas colombianas de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Venezuela "ha mantenido su cooperación económica, financiera y diplomática con Irán, así como limitados acuerdos militares", apuntó el informe, que mencionó las sanciones a la estatal petrolera PDVSA por el comercio con Teherán y las sanciones económicas estadounidense a funcionarios de alto rango de Caracas acusados de dar apoyo a las FARC.

"El Gobierno de los Estados Unidos, una vez más, presenta estos informes unilaterales e injerencistas en los cuales expresan una opinión tendenciosa y distorsionada sobre las políticas de otros países en un tema como el terrorismo donde, además, ese país no tiene moral ninguna para pronunciarse", continúa el texto de la Cancillería.

Al denunciar la "doble moral" de Estados Unidos y su "hipócrita política antiterrorista", el Gobierno venezolano recuerda que su país ha denunciado en repetidas ocasiones ante las Naciones Unidas a EE.UU. de "dar abrigo y protección a reconocidos terroristas internacionales".

Cita, por ejemplo, el caso de Luis Posada Carriles, cubano de nacimiento nacionalizado venezolano a quien Venezuela y Cuba acusan de varios atentados terroristas, entre ellos la voladura de un avión de Cubana de Aviación en 1976 con 73 personas a bordo.

"Es lamentable para aquellos países que estamos verdaderamente comprometidos con la lucha antiterrorista (...), que países como EE.UU. mantengan la práctica de informes que no tienen ninguna validez pues se componen de información no verificada y, por lo tanto, son obviamente instrumentos políticos para la difamación", señala el comunicado.

Así, el Gobierno venezolano considera que el hecho de que EE.UU. mantenga "de forma unilateral y arbitraria" a Cuba en la lista de los países patrocinadores del terrorismo en un "infundio" porque, a su ver, La Habana rinde periódicamente "información veraz y exacta" a la ONU sobre su combate al terrorismo.

El Ejecutivo venezolano "considera como un acto inamistoso la publicación de este documento infame el cual se rechaza en su totalidad", culmina el texto oficial.