Tres presuntos miembros de la red terrorista Al Qaeda, dos chechenos y un turco, que podrían estar planeando cometer atentados, fueron detenidos en la provincia de Cádiz, en el sur de España, informaron hoy a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

Las detenciones efectuadas por la policía española se llevaron a cabo en La Línea de la Concepción (Cádiz).

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ofrecerá los detalles de la operación en una conferencia de prensa convocada para las 11.00 GMT.

Ésta operación contra el terrorismo de raíz yihadista se suma a otras anteriores llevadas a cabo en los últimos meses en España.

El pasado mes de junio, la Policía detuvo en la ciudad autónoma española de Melilla, situada en el norte de África y fronteriza con Marruecos, a dos ciudadanos de nacionalidad española y origen magrebí, de 25 y 30 años, integrantes de una célula islamista acusados de torturar y asesinar a dos compañeros que se habían desvinculado de la ortodoxia religiosa impuesta en el grupo.

Según explicó entonces el ministro del Interior, los dos detenidos pertenecen a "la misma ortodoxia radical" de los islamistas que se suicidaron en Leganés (Madrid), días después de los atentados del 11 de marzo de 2004 contra cuatro trenes de cercanías que causaron 191 muertos y centenares de heridos en la capital de España.

El grupo de Melilla, liderado por Rachid Abdellah Mohamed y Nabil Mohamed Chaib, se dedicaba a reclutar y adoctrinar a jóvenes a los que después enviaba a campos de entrenamiento o zonas en conflicto como Afganistán.

El pasado mes de marzo, la Guardia Civil detuvo en Valencia (este mediterráneo) a un hombre de nacionalidad saudí, pero nacido en Jordania, conocido como el "bibliotecario" de Al Qaeda y pieza clave de la campaña de propaganda y de captación de terroristas de esta organización en internet.

El arrestado supuestamente difundía la yihad en internet y además facilitaba el transporte de terroristas a Afganistán y otras zonas en las que actúa la citada organización.