La estadounidense Rebecca Soni quebró otro récord mundial para defender su título de los 200 metros estilo pecho y apoderarse el jueves de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres.

Soni logró un tiempo de 2 minutos, 19.59 segundos, para mejorar la marca que ella misma había impuesto el miércoles en las semifinales, por 0.41 segundos. Fue el sexto récord mundial establecido en la piscina en estos juegos.

La japonesa Satomi Suzuki tuvo un registro de 2:20.72, para quedarse con la plata. El bronce fue para la rusa Iuliia Efomova, con 2:20.92.

Soni era también favorita para ganar los 100 metros pecho, pero se conformó con la plata, al perder sorpresivamente ante la adolescente lituana Ruta Meilutyte, de 15 años, quien no participó en los 200 metros.