La Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) pidió hoy al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que gestione la puesta en libertad de una comunicadora secuestrada hace una semana por guerrilleros del ELN en el noreste del país.

La presidenta de Fecolper, Adriana Hurtado, dijo a Efe que el CICR puede realizar en el caso de Élida Parra Alonso una labor humanitaria similar a la que hizo a finales de mayo para facilitar la liberación de Roméo Langlois, periodista francés secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado 28 de abril en el departamento sureño del Caquetá.

Parra Alfonso fue secuestrada el pasado 25 de julio en Saravena, población del Arauca, departamento fronterizo con Venezuela.

La periodista, que dirige un programa para niños en una emisora comunitaria local, fue hecha cautiva en su domicilio por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), guerrilla que de manera paralela tomó como rehén a la ingeniera de medioambiente Gina Paola Uribe.

Ambas están vinculadas con firmas contratistas de un consorcio de petroleras que construyen el llamado Oleoducto Bicentenario de Colombia (OBC), que transportará crudo del Arauca hasta un puerto de exportación en el mar Caribe.

El miércoles la guerrilla difundió un vídeo como prueba de vida de la periodista y la ingeniera, cuyo secuestro ya se habían atribuido el pasado 30 de julio en un comunicado.

El ELN, como las FARC, mantienen una campaña de sabotajes contra intereses e infraestructuras petroleras en el noreste del país, cuya operación está en manos de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol, estatal) y varias multinacionales.

La Fecolper es una organización no gubernamental (ONG) de defensa de la libertad de expresión y asociación, reúne a unos 1.200 periodistas y está afiliada a las federaciones Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc) e Internacional de Periodistas (FIP).