Ridley Scott vuelve a la ciencia ficción y lo hace con una especie de precuela de "Alien" en la que derrocha saber hacer e imaginación y ofrece una historia espectacular, entretenida y que engancha gracias tanto al guion como a los actores.

Destaca especialmente Michael Fassbender en el papel de un robot sin conciencia y con una frialdad que le permite dominar al resto de los personajes de una historia en la que la búsqueda del origen de la raza humana es lo que motiva a los protagonistas.

Charlize Theron también está estupenda en su papel de malvada movida por el amor aunque es un personaje un tanto desaprovechado en la globalidad de la historia.

Pero la protagonista de "Prometheus" es Noomi Rapace, la actriz sueca que se dio a conocer como protagonista de la trilogía "Millenium" y que aquí demuestra que es capaz de mucho más.

Con una estética cuidadísima, unos decorados espectaculares y algunas escenas realmente brillantes, Ridley Scott demuestra un extraordinario dominio del medio cinematográfico en todas sus áreas.

Como director de actores, como creador de ambientes y como narrador. Scott sitúa la cámara en el punto justo, da el ritmo necesario a la historia, no abusa de los movimientos de cámara tan en boga en el cine actual y, sobre todo, ofrece una historia que engancha al espectador.

Un grupo de científicos parte en un viaje espacial hacia un planeta en el que dos de ellos creen se encuentra una raza superior que fue la que creó a los seres humanos.

Allí se encuentran con las respuestas que en el fondo no quieren conocer en una atmósfera opresiva, en el interior de una montaña, en la que se tropiezan con unos seres que tienen mucho de los monstruos de "Alien".

En 1979, Ridley Scott sorprendió con "Alien" y ahora vuelve a ese terreno de la ciencia ficción para contar lo que puede ser la precuela de aquella historia pero que tiene entidad suficiente por sí misma para convertirse en una nueva saga.

La mejora de los efectos especiales y el uso del ordenador han permitido realizar unas imágenes espectaculares, que Scott combina hábilmente con otras de escala humana, lo que aumenta el contraste y el desequilibrio entre los dos mundo que viven en la película.

Un filme que también protagonizan Logan Marshall-Green, Guy Pearce, Idris Elba o Sean Harris.

"Prometheus" llega mañana a los cines de todo el mundo, precedida de una gran expectación. Alicia García de Francisco