El seleccionador argentino, Carlos Retegui, reconoció hoy que "un gran partido" ante Nueva Zelanda (1-2) y que ahora "todo depende del equipo" porque hay cuatro selecciones empatadas a 6 puntos.

"Era un partido importante que había que ganar para no quedar lejos. Ahora hay cuatro equipos con 6 puntos, pero estoy muy contento todo depende de nosotros", dijo en alusión a la igualdad entre Argentina, Nueva Zelanda, Australia y Alemania, aunque las Leonas son primeras por diferencia de goles.

Retegui se congratuló de que su equipo tuviera "la posesión de la pelota" y se encontrara "más cómodo" que el otro día contra Estados Unidos, a pesar de que en los últimos minutos sufrieron demasiado porque Nueva Zelanda anotó el 1-2.

"Hoy de principio a fin, salvo los últimos cinco minutos,hemos estado jugando. Felicito al equipo", apuntó, tras destacar también la actuación de la joven portera Florencia Mutio, que lleva cinco partidos como internacional.

Retegui se refirió también a las dificultades de su próximo rival, Alemania, al que definió como "un rival muy fuerte, que tiene jugadoras importantes que son las estrategas". "Va a ser un partido muy difícil, hay mucho en juego y esto lo tenemos que entender. Si no ganamos uno queda fuera", añadió.

Retegui avisó que equipos como Estados Unidos, "que tiene dos partidos que puede sumar", puede complicar la clasificación porque en el grupo todavía "puede pasar de todo".

"Es la paridad de la zona, en el otra grupo también cuesta ganar pero es distinto. Es un torneo muy físico, con mucha tensión y sin goleadas. Las mujeres han crecido mucho en hockey", indicó.

El técnico de Las Leonas también comentó que hace unos días recibió un mensaje del exseleccionador argentino Jorge Ruiz, el que ha participado en más Juegos olímpicos -Barcelona 92, Atlanta'96, Sydeney 2000 y Atenas 2004-, quien le explicó que en sus primeros Juegos "todo fue tensión".

"Soy un técnico joven que estoy aprendiendo, todos los días aprendo. Jorge Ruiz me decía los que había sentido en los Juegos y que en los primeros era todo tensión. Gracias a mensajes así intento estar tranquilo para transmitirlo a las jugadoras", concluyó.