El Gobierno de Ecuador no ha cumplido sus compromisos bajo el Pacto Comercial Andino y Estados Unidos no debería renovar las preferencias comerciales otorgadas a ese país, afirmó hoy una legisladora republicana.

Ileana Ros Lehtinen, quien preside el Comité de Asuntos Exteriores en la Cámara de Representantes, envió una carta al Departamento de Estado indicando que no deberían extenderse las preferencias comerciales porque el Gobierno del presidente Rafael Correa "continúa sus abusos de los derechos humanos".

Según la representante de Florida, además, en Ecuador sigue deteriorándose el clima para la empresa privada.

"Desde su llegada al poder (el presidente Rafael) Correa ha encabezado los ataques contra la democracia y la libertad de expresión, y ha conducido una campaña para silenciar a todas las voces opositoras", escribió Ros Lehtinen.

Correa ejerce la presidencia de Ecuador desde el año 2006.

El Tratado de Preferencias Comerciales Andinas, en vigencia desde diciembre de 1991, vincula a Estados Unidos con Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú y ofrece mercados estadounidenses para productos de la región como contrapartida de la lucha contra la producción y tráfico de drogas ilegales.

Según la legisladora estadounidense "Correa ha corrompido el poder judicial y ha castigado a los periodistas independientes con una serie de dictámenes de tribunales politizados y demandas judiciales".

Además, siempre según Ros Lehtinen, Correa "continúa su esfuerzo por ganar más poder a costa del pueblo ecuatoriano, se ha aliado estrechamente con el peligroso régimen iraní, amenaza los programas de la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional y sigue socavando los intereses de EE.UU. en la región".

"Además las empresas estadounidenses encaran (en Ecuador) un ambiente cada vez más difícil para los negocios, incluidos los altos niveles de corrupción en el poder judicial que han resultado en una ausencia de protecciones contra la amenaza de expropiación", continuó la carta.