La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy el descubrimiento de un nuevo yacimiento de crudo en un pozo explotado en aguas profundas de la cuenca marina de Ceará, en el litoral norte del país.

Petrobras señaló en un comunicado que la reserva está situada en el pozo Pecem, ubicado a 76 kilómetros de la costa del municipio de Paracurú, en el estado de Ceará, y a 2.129 metros de profundidad.

El pozo es perforado por un consorcio conformado por Petrobras, que controla la explotación con una participación del 60 por ciento, y la empresa BP Energía Brasil, filial de la británica BP.

"El consorcio dará continuidad a las operaciones para concluir el proyecto de perforación del pozo hasta la profundidad prevista, verificar la extensión del nuevo descubrimiento y caracterizar las condiciones de las reservas encontradas", señaló la compañía.