Nathan Cohen y Joseph Sullivan añadieron un título olímpico a su palmarés, que incluye dos campeonatos mundiales, al imponerse en la modalidad de dos pares de remos cortos sin timonel en el Lago Dorney, donde los argentinos Cristian Rosso y Ariel Suárez se quedaron a muy poco de una presea.

Rosso y Suárez se ubicaron en el cuarto lugar, en una prueba en que Nueva Zelanda conquistó su primera presea de oro en Londres 2012.

Cohen y Sullivan, que rompieron el récord olímpico en las eliminatorias, lograron un tiempo de seis minutos, 31.67 segundos. Italia se quedó con la plata, a media embarcación de distancia, y Eslovenia consiguió el bronce.

A 200 metros del final, los neocelandeses rebasaron a los italianos y se enfilaron al triunfo

La regata final no contó con la participación de los australianos David Crawshay y Scott Brennan, campeones en Beijing 2008, ni de los alemanes Hans Gruhne y Stephan Kruger, los favoritos. Ambas duplas fueron eliminadas en las semifinales, lo que dejó abiertas las posibilidades de medalla para muchos remeros.

Los eslovenos Luka Spik e Iztoc Cop rebasaron a Rosso y Suárez cerca de la mitad de la regata y llegaron incluso a amenazar a los "kiwis", pero no les alcanzó el tiempo.

En la modalidad de cuatro remos largos, peso ligero, Sudáfrica se apoderó del oro, con James Thompson, Matthew Brittain, John Smith y Sizwe Ndlovu. Dinamarca tuvo la ventaja durante buena parte de la regata, pero la perdió ante los sudafricanos, que registraron seis minutos, 2.84 segundos.

Los británicos rebasaron también a los daneses, para hacerse de la plata. Dinamarca había ganado oro en tres de las cuatro finales olímpicas anteriores en esta variante y ahora no tuvo sino bronce.

La tercera y última presea dorada del día fue para Estados Unidos, que refrendó su título olímpico en los ocho remos largos con timonel para mujeres.

Las estadounidenses lograron un tiempo de 6:10.59 minutos. Canadá llegó a medio largo de distancia para conseguir la plata y Holanda alcanzó el bronce.