Unos 600 militares de 16 países de América participarán entre los próximos días 6 y 17 de agosto en los ejercicios Panamax 2012, centrados en la defensa del Canal de Panamá de un hipotético ataque terrorista, informó hoy a Efe una fuente oficial.

En el ejercicio multinacional, que organizan el Gobierno de Panamá y el Comando Sur de los Estados Unidos, participarán oficiales de Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y los Estados Unidos.

Así lo explicó el subjefe de Asuntos Públicos del Comando Sur, Robert Apin, quien indicó que los participantes tomarán parte en "escenarios simulados de entrenamiento enfocado en las aguas que rodean el Canal y en otros lugares".

"Los escenarios y las amenazas del ejercicio son totalmente ficticias", recalcó el portavoz estadounidense, que precisó que este año Brasil estará a cargo del componente marítimo y por segunda ocasión consecutiva Colombia tendrá el mando del componente terrestre.

El subcomisionado del Servicio Aéreo Nacional Aeronaval de Panamá, Jorge Yanis, aseguró a medios locales que el ejercicio castrense será "completamente virtual".

"Va a ser realizado en Estados Unidos, en donde vamos a establecer ejercicios de mesa virtuales con miras al adiestramiento de nuestro personal en prevención de una amenaza que atente contra el libre tránsito en el Canal de Panamá", añadió Yanis.

En ese sentido, Apin señaló a Efe que el principal objetivo del ejercicio es proveer una variedad de respuestas a las solicitudes del Gobierno panameño para "proteger y garantizar el flujo seguro del tráfico a través del Canal de Panamá, garantizar su neutralidad y respetar la soberanía nacional".

"Los desafíos regionales requieren soluciones regionales. PANAMAX 2012 está diseñado para desarrollar y poner a prueba las capacidades de las naciones participantes para responder como una fuerza unificada a una amplia variedad de misiones en el aire, la tierra, el mar, espaciales y la cibernética", subrayó Apin.

Afirmó que la experiencia adquirida por los participantes es valiosa no sólo en la defensa del Canal, sino también en la ayuda en operaciones humanitarias y respuestas a desastres, como se manifestó después del terremoto de Haití en 2010.

Los primeros ejercicios de este tipo se celebraron en 2003 con la participación de Chile, Estados Unidos y Panamá, país que no tiene ejército desde 1989.

En 2004 se unieron Argentina, Perú, Colombia, Honduras y República Dominicana, mientras que en 2009 se integraron unos siete mil participantes, según datos oficiales.