Los precios de la producción industrial cayeron en junio un 0,5 % en la eurozona y un 0,8 % en toda la UE en comparación al mes anterior, según los datos divulgados hoy por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

En España, los precios de la producción industrial descendieron un 0,5 % en junio en comparación con mayo.

En términos interanuales, este índice registró una subida de un 1,8 % en los países del euro y un 1,6 % en el resto de la Unión, mientras que en España fue de un 2,5 %.

Por países y en términos mensuales, los precios de la producción industrial avanzaron en 2 y retrocedieron en 23.

Los aumentos más significativos tuvieron lugar en Chipre (0,4 %) y Letonia (0,3 %), frente a las mayores bajadas de Reino Unido (1,9 %) y Grecia (1,8 %).

En comparación con junio de 2011, el índice de precios subió en 23 Estados miembros y cayó en 4, con Chipre (8,8 %), Hungría (6,9 %) y Lituania (4,9 %) a la cabeza de los países que registraron incrementos, y en el extremo contrario Noruega, con un descenso del 2,4 %; Suecia, del 0,4 %, y Dinamarca, del 0,1 %.

Por sectores, los precios de la producción industrial de energía experimentaron una bajada mensual del 1,8 % en los socios del euro y del 2,6 % en el conjunto de los Veintisiete.

A su vez, los de los bienes de consumo duraderos se mantuvieron estables tanto en la zona euro como en el resto de la Unión.

En la misma línea, los precios de bienes no duraderos experimentaron una subida del 0,1 % tanto en la eurozona como en la UE.

Los bienes de inversión también crecieron un 0,1 % en ambas zonas.

Los precios de la producción de bienes intermedios, por su parte, cayeron un 0,3 % tanto en la zona del euro como en la UE.

En términos interanuales, los precios de la producción de energía mostraron números positivos con una subida del 4,8 % en la zona euro y del 3 % en la UE, al igual que los de los bienes de inversión, que crecieron un 1,1 % y un 1,4 %, respectivamente.

Los precios de los bienes intermedios aumentaron un 0,1 % en el área de la moneda única y un 0,4 % en el conjunto de la UE y los de los no duraderos se encarecieron un 1,9 % en la eurozona y un 2,3 % en la Unión.

Los de consumo duraderos también crecieron 1,9 % tanto en la zona del euro como en los Veintisiete.