La tasa de deforestación en la región amazónica brasileña se redujo entre abril y junio pasados un 49 % en relación al mismo período del año anterior, informó hoy el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, en portugués).

Según un informe difundido por ese organismo estatal, en esos tres meses la Amazonía perdió 651,62 kilómetros cuadrados de selvas, que en su mayoría fueron devastados para ser dedicados a la siembra y otras actividades agropecuarias.

El INPE explicó que la tasa de deforestación pudiera ser mayor, pues los datos fueron obtenidos con imágenes de satélites y varias de las zonas observadas estaban cubiertas por densas nubes.

Según el Gobierno brasileño, la tasa de deforestación en la vasta región amazónica comenzó a retroceder de forma "consistente" en 2004 y desde entonces se ha reducido al menos en un 77 %.