La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy lo que calificó como "uso excesivo de la fuerza" policial en un desalojo de ciudadanos de la etnia mapuche en Chile en el resultaron heridos niñas y niños.

El incidente ocurrió la semana pasada durante un enfrentamiento entre efectivos de Carabineros y mapuches que, en protesta contra la falta de pavimentación de caminos rurales, habían ocupado una autopista en el sur de Chile.

Según la policía, unas 30 personas instalaron neumáticos y les prendieron fuego para cortar en ambos sentidos la ruta 5 Sur, a unos 678 kilómetros al sur de Santiago, en las afueras de Temuco, capital de la Araucanía.

La CIDH instó al Estado a que investigue los hechos y sancione a los responsables y adopte medidas "para evitar en el futuro el uso excesivo de la fuerza en estos operativos".

"Asimismo, la Comisión urge al Estado de Chile a adoptar medidas especiales de protección de niños y niñas en este tipo de acción policial", añadió el comunicado.

La CIDH indicó que, según la información recibida, el 23 de julio de 2012 miembros de la comunidad mapuche Ignacio Queipul de Temucuicui, "habrían sido violentamente desalojados, resultando herido el niño "A.M.", quien recibió un perdigón en la pierna".

En la acción policial fueron detenidas por lo menos doce personas entre ellas tres niñas menores de 12 años, agregó el comunicado.

"La información disponible indica que las tres niñas habrían sido conducidas a la localidad de Collipulli en un bus policial, donde se alega que sufrieron vejaciones, golpes y acoso sexual por parte de Carabineros", continuó.

Posteriormente "presuntos miembros de Carabineros habrían disparado contra un grupo de personas que esperaban a quienes habían concurrido a certificar lesiones, como resultado de lo cual habrían resultado heridos el niño "F.M." de 12 años, con perdigones en la columna, y el niño "F.L.", de 16 años, en una pierna".

El comunicado añadió que la Comisión cuenta con antecedentes de otras acciones policiales que habrían resultado en niños y niñas heridos.