La judoca brasileña Mayra Aguiar, primera cabeza de serie de -78 kilos, deberá ganar a la holandesa Marhinde Verkerk para colgarse el bronce al perder contra la número 2 del mundo, la estadounidense Kayla Harrison, en semifinales.

Ambas judocas disputaron un combate muy igualado, a la altura de las expectativas, pero la estadounidense lo decantó a su favor en el último minuto con un yuko de proyección primero y una luxación al brazo de la brasileña a falta de 20 segundos que provocó su rendición.

Para subir al podio, Aguiar deberá ganar un último combate contra la holandesa Verkerk que, tras caer en cuartos de final ante la ídolo local, la británica Gemma Gibbons, superó a la china Xiuli Yang en la repesca.

Durante la mañana, la joven brasileña, que mañana cumple 21 años, demostró por qué parte como primera cabeza de serie del torneo, al imponerse fácilmente a la tunecina Hana Mareghni en octavos de final y a la polaca Daria Pogorzelec en cuartos con dos waza-ari en cada pelea.

Antes, la brasileña demostró su superioridad en el primer combate ante la tunecina, a quien marcó un waza-ari con una potente proyección y otro por acumulación de sanciones.

Ya en cuartos de final, la polaca Pogorzelec tampoco representó un obstáculo en su rumbo a la semifinal y la superó con otros dos waza-ari, uno de proyección y otro de inmovilización, en menos de tres minutos.