La estadounidense Gabby Douglas triunfó el jueves en el concurso completo individual de la gimnasia, para embolsarse su segunda presea de oro en Londres 2012, dos noches después de conquistar la modalidad por equipos.

Douglas es la tercera estadounidense que gana el premio mayor de la gimnasia en forma consecutiva. Tomó la ventaja desde el primer aparato en la competición nocturna y nunca permitió que alguien se le acercara.

Terminó con una puntuación de 62,232, una ventaja de tres décimas respecto de la rusa Viktoria Komova, quien se quedó con la plata.

Douglas enloqueció al público con su dinámica rutina en el piso y sus compañeras estadounidenses Jordyn Wieber, McKayla Maroney y Kyla Ross saltaron de alegría cuando terminó su recorrido por los distintos aparatos. Douglas sonrió y su entrenador Liang Chow la cargó.

Dos noches atrás, la "Ardilla Voladora" Douglas y el resto de sus compañeras dieron a Estados Unidos su primer título olímpico en gimnasia por equipos desde 1996.

También la rutina de Komova en el piso fue impresionante. La rusa permaneció en el centro, mientras miraba sin parpadear la pizarra de resultados. Cuando aparecieron las posiciones finales, bajó la cabeza y corrió presurosa hacia un costado del recinto, donde comenzó a llorar.

Aliya Mustafina y la capitana del equipo estadounidense Aly Raisman terminaron con calificaciones idénticas de 59,566, pero la rusa se embolsó el bronce en una fórmula desempate. Las notas más bajas de ambas gimnasias se eliminaron y se sumaron las tres que quedaban. Así, Mustafina tuvo 45,933 puntos y Raisman 45,366.